is it safe to buy ticlid (250 mg) online buy ceftin (cefuroxime) 125 mg, 250 mg, 500 mg without a prescription buy himplasia usa finasterid alternova buy australia buy zantac (150 mg, 300 mg) canada online
Europa

El desafío de crear un catálogo propio

En el libro El viaje Imposible. El turismo y sus imágenes Marc Augé narra estudios antropológicos de turismo llevados a cabo en ciertos lugares que ha visitado en Francia, Alemania, Estados Unidos y Bélgica. La estructura se encuentra dividida en 4 apartados (Introducción, Reportajes, Clisés y Paseos por la ciudad), en los que el autor reúne una serie de artículos, textos y trabajos realizados en distintos escenarios y que tenían diferentes fines. Desde Disneylandia o el Mont Saint-Michel pasando por los castillos de Luis II, el parque acuático Center Parcs o el establecimiento arquitectónico de L’Oreal en Aulnay-sous-Bois, los sitios visitados tienen cada uno sus cualidades y singularidades, pero un aspecto en común: ya sea durante un período de tiempo determinado o durante todo el año, cuentan con un gran número de turistas que lo recorren.

Al tratarse de sitios tan heterogéneos, el autor va centrando la atención en diferentes aspectos, situaciones o actores, Por ejemplo, en el caso de Disneylandia, se centra en analizar las edades del público que visita el parque y, además su relación con los aparatos electrónicos que llevan; mientras que en las playas francesas estudia la ocupación del espacio y el empleo y percepción del tiempo de los presentes. En cambio, en el parque acuático de Normandía se encarga de observar la vida cotidiana de los turistas allí presentes. Sin embargo, Augé nunca deja de lado su mirada etnológica y, durante todo el recorrido del libro, realiza una crítica a la no distinción entre la realidad y la ficción que estos lugares turísticos promueven y en los que se reproduce cada vez más la idea que lo real debe copiar a la ficción. El antropólogo se cuestiona la forma en que se han ido comercializando las ciudades y, además cómo se ha ido desvirtuando el concepto del viaje: “Esta manera de poner como espectáculo lo real, que elimina la distinción entre la realidad y la ficción, se extiende por todo el mundo. Muchos factores concurren a producir este resultado. Evidentemente el turismo es el primero de ellos.”1

Por otro lado, a lo largo de los relatos, Marc Augé narra sus visitas de una manera en la que el lector logra entender el entorno y, de alguna manera, sentirse parte del mismo. Escribe desde sus sentimientos y desde qué le sucede a él siendo parte de ese sitio en el que se encuentra. Durante sus descripciones, divaga en sus propios pensamientos y recuerdos para hacer comparaciones, análisis o detallar aún más el relato. Este último punto puede a veces llevar al lector a cierta confusión ya que no tiene pleno conocimiento de todas las referencias que se presentan.

Hacia el final del libro, el autor describe un París imaginario del año 2040: una ciudad completamente comercializada, en la que grandes monumentos y edificios y sitios turísticos fueron adquiridos por la Compañía Disneylandia para su refacción y administración. Quizás en el presente, estando más cerca de esa fecha, este escenario quede por fuera del que podría proyectarse como el real. Por ejemplo, plantea una remodelación en la emblemática avenida Champs Elysées que se llevaría a cabo en el año 2015 que no ha ocurrido y probablemente no vaya a ocurrir en los próximos años. Con todo este relato imaginario, Marc Augé quiere demostrar a mi entender que, si no se cambia la manera de hacer turismo, y más importante aún, si se siguen “remodelando” los destinos turísticos haciendo copia de un modelo ficcionario y estereotipado que le hace perder su originalidad, posiblemente se llegue a un futuro similar al que describe.

En lo personal, me ha resultado un libro interesante, innovador y que logra una lectura activa y atenta despertando cierto grado de curiosidad respecto a qué será lo que se analiza en el destino de capítulo siguiente. Marc Augé logró despertar en mi pensamiento cierto razonamiento crítico frente a la manera en la que hoy en día se hace turismo en ciertos lugares. El título de libro, por su parte, también provoca un deseo de conocer cuál seráese “viaje imposible” y por qué es imposible. Lleva al lector a querer conocer cuáles son las causas de que hoy en día, teniendo prácticamente todo a nuestro alcance para realizar cualquier tipo de viaje, exista alguno que sea imposible de llevar a cabo.

  1. Augé M.: El viaje Imposible. El turismo y sus imágenes; Barcelona: Gedisa S.A.; 1998; p. 58.